fbpx
Saltar al contenido

Aprende a tener un negocio virtual sin necesidad de invertir dinero

Si tu idea es vender por Internet sin enfrentar demasiados riesgos, puedes optar por tener un negocio virtual que no exija muchas inversiones iniciales.

La venta de productos físicos, por ejemplo, no es muy recomendable en ese caso. Sin embargo, vender servicios, productos digitales o productos de terceros puede ser una excelente opción para ti.

A continuación, seleccionamos algunos consejos para que puedas hacerlo:

Despreocúpate con la perfección

Probablemente quieres tener el producto perfecto antes de empezar a venderlo, ¿verdad?

Es normal querer ofrecer algo con una calidad excelente (y eso es lo ideal, claro).

Sin embargo, antes de saber si tu negocio realmente funciona, puedes comenzar con una versión más básica del producto, también conocida como MVP (producto mínimo viable). Este tipo de prototipo se puede construir con menos inversión y te permite probar la recepción del público para tu producto o servicio.

Si vas a crear un ebook, no necesitas contratar a un diseñador para que se ocupe de la parte visual. Puedes empezar con un modelo más simple y crear el ebook tú mismo, usando una de las 4 plantillas descargables de este enlace.

Otro ejemplo es el de los cursos online. Si vas a grabar una videoclase, obviamente quieres que la calidad sea la mejor posible. Pero, para empezar, no necesitas un estudio o una cámara súper profesional.

Si tienes una habitación en tu casa que sea bien iluminada y que tenga una pared neutra, sin muchos objetos y colores, puedes empezar por ahí.

Pero acuérdate de elegir un cómodo con poco ruido. Otra opción es hacer las grabaciones en un lugar de la ciudad que sea bonito y más tranquilo.

Además, es posible utilizar la cámara de tu smartphone, siempre y cuando tenga una calidad aceptable de imagen y audio.

Si quieres saber más sobre el asunto, te recomendamos nuestro post sobre cómo crear videoclases, que tiene muchísimos consejos sobre el asunto y un paso a paso completo para hacerlo.

Elige herramientas gratuitas para tu trabajo

Existen muchas herramientas excelentes para vender por Internet y varias de ellas son gratuitas (o tienen versiones básicas que puedes utilizar a un precio bajo).

Para difundir tu producto y captar clientes, por ejemplo, una buena opción sería utilizar Adwords, la herramienta de anuncios de Google para que tu sitio aparezca en los primeros posicionamientos de una búsqueda.

Pero, si no tienes dinero para invertir, puedes utilizar estrategias de SEO (Search Engine Optimization) para que tu web esté en la primera página de una manera orgánica, o sea, sin necesitar gastar dinero para eso.

Otro ejemplo: 

Si tu producto es un curso online, tendrás que utilizar una plataforma de membresías para que tus clientes puedan iniciar sesión y acceder a los módulos, vídeos, foros, actividades, etc.

Existen opciones excelentes que puedes usar y que solo te cobran un porcentaje del valor del producto cuando realices una venta.

Lo más importante es que investigues herramientas que sean buenas, que atiendan a tus necesidades y que no sean costosas.

Si lo haces, verás que es posible empezar a vender por Internet aunque no tengas dinero para invertir.

Elige el producto ideal para vender por Internet

Si has decidido vender por Internet, ¡el punto más importante de todos es definir qué es lo que venderás!

Para eso, te recomendamos que escribas en una hoja 3 ideas de productos que podrías vender, considerando los siguientes puntos:

¿Qué te apasiona? Lo ideal es que elijas trabajar con algo que te apasione.

Como ha dicho Confucio, “elige un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar un solo día en tu vida”.  Piensa en tus gustos e imagínate los productos que podrías crear y vender por Internet a partir de eso.

Por ejemplo, si te apasiona la jardinería y es tu gran hobby, puedes crear un curso online que enseñe técnicas de cultivo en casa.

Y lo ideal es elegir un tema aún más específico, como cultivo en espacios cerrados, cultivo de hortalizas en casas pequeñas que no tienen jardín o cultivo de orquídeas, por ejemplo.

Si te encanta sacar fotos, puedes crear un e-book con técnicas de fotografía. Pensando en temas más específicos, puedes enfocarte en fotografías nocturnas, retratos, paisajes, técnicas de Photoshop y muchos otros.

¡Piensa en tus pasiones y seguro descubrirás algo perfecto para ti!

¿Qué necesitan las personas?

Aunque tienes que amar lo que haces, solo tu amor no basta. ¡Otras personas tienen que amarlo también!

Y más: la gente tiene que necesitar tu producto. De nada sirve desarrollar algo que te parece maravilloso, pero que a nadie le va a hacer falta.

Para eso, tienes que identificar un mercado y estudiarlo. Es necesario realizar una investigación de un nicho específico y entender cuáles son los problemas que ese grupo tiene y que necesitan solucionarse.

Pero no te preocupes: de eso hablaremos en el próximo tópico.

¿Cómo puedes escalar tu negocio?

Otro punto importante que debes considerar es el siguiente: para vender más, ¿necesitarás invertir más tiempo y/o dinero? ¿O con un único esfuerzo conseguirás realizar ventas “infinitas”?

Si vendes un servicio, como la consultoría financiera, cada vez que realices una venta necesitarás invertir más horas de trabajo, porque tendrás que reunirte con tu cliente, estudiar su situación y elaborar las estrategias para que alcance sus objetivos.

O si vendes ropas, tendrás que comprar nuevas piezas cada vez que tu stock llegue al fín. Sin embargo, si tu producto es un ebook, por ejemplo, después que esté listo no tendrás que preocuparte con nada más: solo con la venta.

Es decir, crearás el ebook una vez y podrás venderlo a miles de personas alrededor de todo el mundo. Por eso, lo ideal es que pienses en algo que puede generar más ganancias con menos esfuerzos.

Ya que sabes como aprender a crear un negocio virtual. Puedes empezar a crear excelentes resultados.

Pon esto en práctica y sé el mejor.

¿Tienes alguna pregunta o comentario?

 

 

 

 

Redes sociales