Saltar al contenido

¿Cómo fidelizar a tus clientes? 

Antes de decirte cómo hacerlo, es necesario aclarar qué significa fidelizar. 

Para empezar puedo decirte que es el sueño de toda empresa o negocio, porque es esa relación estrecha y duradera que permite retener y captar la atención de los clientes nuevos y existentes.

Fidelizar es conseguir que los clientes sean leales a ti, a tu marca y a tu empresa, que hablen bien de ti, te recomienden y vuelvan contigo una y otra vez. 

Y en este artículo te contaré cómo hacer que tus clientes compren, regresen, comenten bien de ti, y bueno, sigan contigo lealmente hasta el fin. 

Conoce a tus clientes

Si lo que quieres es tener una relación duradera con tu cliente, tienes que conocerlo al derecho y al revés, saber quién es, qué quiere, qué le gusta, qué no le gusta, qué hace, qué no hace, qué prefiere, qué odia… 

En fin, tienes que tener un buyer persona que permita conocer a fondo, en profundidad a tu cliente, su entorno y sus preferencias. 

Si vas a conquistar a una chica, primero debes saber si las flores le gustan, no te vas a lanzar así como si nada… eso te quita muchos puntos, es mejor averiguar y saber qué prefiere, a lo mejor le gusten más las gomitas y tu no lo sepas. 

Tienes que saber todo de tu cliente, su cumpleaños, lo que habla, lo que comenta, sus conocidos, de quién se rodea, si tiene mascotas, si es vegetariano, etc. 

Una vez sepas todo esto, puedes saber muy bien cuál es su manera de comunicarse, de expresarse y de hablar, es ahí cuando pasamos al siguiente punto. 

Comunícate correctamente

No solo necesitas adecuarte al lenguaje de tus clientes y saber sus expresiones. También necesitas algoritmos, autorespondedores y chatbots que hablen como una persona normal y no como un robot. 

¿Cómo lograr eso? alimenta el chatbot con una matriz que contenga todo lo que el cliente puede preguntar y todo lo que quisiera oír. 

Y si tienes personas encargadas del servicio al cliente, impúlsalas a ser amables y empáticas, porque a veces los robots son más amables que algunos asesores de servicio. 

Si de entrada el cliente recibe una mala atención, se irá, te lo aseguro, no importa qué tan barato sea tu producto, pero si no es bien atendido encontrará a alguien que si lo atienda como debe ser. 

Una buena comunicación tiene algo de humor, cultura y educación y sobre todo y lo más importante, empatía y paciencia. La escucha activa permite que el cliente se sienta bien, así que entrena tu oído y tu mente para ampliar tus relaciones. 

Trata a tus clientes como te gustaría que te trataran a ti. 

Conquista a tu público

Siguiendo con el ejemplo que mencioné al principio, si quieres conquistar a alguien tienes que conocerlo bien, demostrarle fidelidad tu primero para que te sean fieles. 

Por tanto, si quieres atraer a tus clientes antes de que te compren, tienes que hacer un plan de marketing que identifique al público que deseas atraer, no puedes desviarte e invertir tiempo y dinero en supuestos clientes que no invertirán en ti.  

Brindarles confianza, y el conocimiento sobre las cosas que necesita, crea conexiones con esas personas para luego transformarlas en clientes. 

Conquístalos con contenido de valor, que realmente sea útil para sus vidas.

Construye relaciones con tus clientes

Una relación estrecha y duradera debe superar el contacto comercial y la oferta de productos, es decir… si ya tienes a la chica como novia, lo que sigue es seguirla conquistando, forjar una buena relación para que perdure.

Y si es eso lo que quieres, no vas a invadir a la chica con cosas sobre ti, con el tiempo ella sabrá quien realmente eres. Tampoco la vas a invadir con temas que abruman, solo vas a querer que se sienta tranquila, segura y atendida a tu lado. 

Un cliente está fidelizado en el momento en el que se siente valorado por tu negocio, al igual que una relación, por eso es que de aquí en adelante te seguiré mostrando el camino con este ejemplo, ya que la historia es similar.

Qué tal si pruebas con mensajes de felicitaciones, de motivación o cupones de descuento para sus cumpleaños… Seguro que el cliente se sentirá valorado por ti. 

Cuando un cliente realice una compra, pregúntale cómo fue su experiencia, si fue bien atendido, si su producto cumplió sus expectativas, y pregúntale qué le faltó y qué le añadiría él para mejorar el servicio.

Te aseguro que tu relación con los clientes empezará a ser mejor. 

Mantén contacto permanente con tus clientes

No caigas en el error de dejar ir a tu cliente cuando ya adquirió el producto, contáctate con ellos, encuentra la manera para que regresen a ti y compren. Pero eso solo lo logras cuando cultivas buenas relaciones que perdurarán en el camino de la compra. 

Un sistema posventa puede ayudarte a tener un mejor servicio, a estar en contacto con tus clientes y brindarles contenido útil para que sigan contigo y no se vayan. 

O, ¿tu dejarías morir esa relación tan bonita que has cultivado con esa chica que tanto quisiste tener contigo? A veces hay que esforzarnos un poco más para conseguir las mejores cosas. 

Sácale provecho a tus errores

Convertir los errores en oportunidades, es de grandes. Y si quieres que tu negocio sea grande, tienes que tener esto en cuenta por siempre. 

Para captar y fidelizar clientes tienes que tener una mente abierta, dispuesta al cambio cuando tenga que hacerse alguno. 

Las quejas, críticas y comentarios negativos son solo una oportunidad para saber lo que piensan tus clientes de ti y lo que les molesta. Es preferible que el cliente te diga cuál fue el error a que se vaya sin explicación alguna. 

Las críticas negativas son las que nos ayudan a ser mejores, y esto es un consejo para la vida en general, no solo aplica a los negocios. Son aquellos que te permiten evitar posibles crisis.

Escucha a tu cliente, no te tomes las cosas personales y ofrécele una solución. Nadie quiere problemas. 

Y si recibes Spam o críticas destructivas con calumnias, bloquea al usuario, elimina el comentario y no llores sobre la leche derramada. 

Si quieres que la relación crezca, debes dejar el orgullo atrás y permitir que las cosas malas conviertan la relación en algo mucho mejor de lo que era antes. 

Las críticas, las peleas y los inconvenientes es aquello que ayuda a crecer y a darnos cuenta que necesitamos ser mejores en determinados aspectos para lograr el éxito. Lo mismo pasa con un negocio.  

Invierte en la experiencia del consumidor

Hoy en día no solo debes invertir en el producto, como te decía anteriormente, hoy en día si un cliente no se siente bien atendido, se va. Por eso debes hacer todo lo posible para que su experiencia sea excelente. 

Una buena experiencia lleva al cliente fácilmente al punto donde quiere llegar, incluso, si es llegar al botón de compra, debe siempre tenerlo a la mano y no adivinar en dónde está. 

Una experiencia sencilla es una experiencia efectiva. ¿Por qué? porque el cliente siente que fue llevado a lo que desea en poco tiempo y casi sin darse cuenta. 

De hecho muchas empresas invierten millones de dólares en esto, pero no es necesario irnos al extremo, cosas tan básicas como hacer todo en una misma página sin tener que salir de ella. 

Entre menos se complique el cliente, mejor experiencia tendrá y así volverá pronto a ti, porque sabe que contigo está bien desde el inicio hasta un final que no tiene final porque un cliente fiel no se va. 

En resumen, cuando tratas a tus clientes como personas que sienten, tienen deseos, tienen problemas y necesidades, les estás diciendo que te importan lo que ellos piensen y cómo actúen.

Además, un público que se siente valorado por tu negocio, divulgará tu marca gratuitamente. Míralo como una inversión para tu negocio, qué mejor que una publicidad voz a voz gratuita. 

¿Qué otra estrategia crees tu que funcionaría para fidelizar a los clientes? Escríbenos en los comentarios y la respuesta. 

No dejes este artículo sin antes compartirlo en tus redes sociales. Piensa siempre en que si a ti te sirve, habrán más personas que también le servirán.

Redes sociales