Saltar al contenido

15 Consejos de neuroventas para vender más

Las neuroventas son hoy en día una ciencia que permite estudiar los estímulos y las cosas que le gustan al cerebro para aumentar las ventas. 

Algunas personas y empresas han estudiado durante años muchos comportamientos en el cerebro que muestran qué tipo de cosas genera mejores estímulos para aumentar las ventas, y eso es lo que te voy a contar en este artículo. 

Porque aquel que diga que no quiere vender más, entonces no sabe para qué tiene un negocio. Si quieres saber cuáles son las acciones que generan mayor ventas, quédate a averiguarlo. 

1. Captura su atención

No intentes mostrar lo que vendes como algo revolucionario, lo correcto es que lo asocies con algo que es real. Contextualiza tu producto dentro de su mundo, porque al ver algo desconocido podría desinteresarse.

2. Busca que comprenda

Olvídate por completo de tecnicismos, palabras complejas y cosas que no se puedan entender, al cliente le gusta entender todo y tu tienes que hacer la tarea de hacerlo de la manera más simple y comprensible. Si lo llenas de información desconocida, el cliente se desconectará por completo. 

Recuerda que un vendedor es como un docente, si tus estudiantes, o en este caso tus clientes, no te entienden, es tu culpa. Pregúntale si fuiste claro o la información quedó clara.

3. Genera expectativa

Al cerebro le gusta que le digan que hay algo nuevo por descubrir, por tanto véndele a la imaginación de tu cliente. Trata de describirle en su imaginación el uso que le daría, sin que se lo digas directamente.

Puedes decirle, por ejemplo: “Esta herramienta te permite hacer todo lo que quieras, más allá de poder organizar tu vida, tendrás la posibilidad de organizar todo los aspectos de tu vida”.

4. Asocia elementos 

Tienes que ayudar al cliente a que asocie sus nuevas experiencias o las experiencias que tendrá con el producto o servicio, con experiencias pasadas, eso es darle lo que busca, porque sentirá no solamente conmoción por los recuerdos, sino también alegría por querer volver a sentirlo. 

5. Dale la forma correcta de atención

Recuerda que una buena venta tiene conexión, conexión con el vendedor y el discurso, por eso déjalo que haga las preguntas que quiera y respóndele lo que tengas que responderle de manera empática, con un vocabulario amable y conocido. 

6. Captura su emoción, involúcrate emocionalmente

El cliente quiere que le brindes emociones positivas, experiencias positivas, alegría y felicidad por medio del producto y el proceso de compra. 

Por ejemplo, olvídate de perseguir al cliente, las personas odian eso y enseguida te van a rechazar y luego te estarás preguntando por qué. Deja que primero el cliente experimente e imagine lo que quiere. Cuando ya sabe lo que quiere, ayúdalo a decidir. 

Y lo que sí no debes olvidar es que que tu discurso tiene que enfocarse en cómo el producto va a aportar en su vida y va a lograr hacerlo feliz.

7. Deja que el cliente exprese sus emociones

Permite que el comprador hable, cuente sus historias, hazle sentir que te interesa lo que dice que realmente te sensibilizas con él.

8. Comprende y calma sus miedos 

Escucha los miedos que manifiesta frente al producto o servicio, pero también ofrécele calma, y soluciones, palabras que lo conforten y le den tranquilidad. Si su miedo es acerca de una duda, respóndele a sus dudas y si no las sabes, llama a alguien que sí la sepa para que el cliente quede bien. Nunca dejes un temor sin solución.

9. Facilita la evasión y el escape 

Conoce muy bien lo que el cliente está buscando al obtener tu producto o servicio. ¿Por qué? porque no todas las personas buscan algo por la misma razón. Si un cliente te busca para evadir o escapar de algo, como el estrés, pues atiende a sus necesidades mostrándole lo que necesita desde su experiencia.

10. Favorece la asociación con elementos conocidos

¿Qué significa esto? Se trata de asociar elementos conocidos en la memoria y en la recordación para que el cliente se vuelva más adaptativo hacia el futuro, es decir darle ejemplos, casos, historias que lo lleven a desenvolverse en escenarios futuros.

11. Escucha más y habla menos

Escuchar a tu cliente te ayudará a saber qué es lo que debes decir y cómo es que debes venderle. Los clientes se acercan a ti porque tienen unas necesidades que van más allá de dar un discurso de venta.

12. Maneja un discurso para cada género

Las mujeres y los hombres actúan totalmente distinto y sus cerebros tienen algunas variaciones al momento de comprar. 

El cerebro de la mujer es racional e instintivo y menos emocional, mientras que el del hombre es más reptiliano y emocional. Sé concreto con los hombres y extenso con las mujeres.

13. Sé visual

El ser humano es visual por naturaleza, se enamora de las imágenes. Ayúdale al cliente a visualizar lo que quieres explicarle. Permítele que vea las ventajas y el uso de lo que ofreces.

14. Genera comparativos y contrastes en la mente del cliente

El cerebro no puede tomar decisiones con una sola opción, muéstrale otras opciones y haz comparaciones, claramente resaltando más tus beneficios y no los de la competencia.

15. Comunícate con metáforas y cuentos

Las metáforas es una semejanza que creas entre una cosa y otra para explicar algo, por ejemplo: “me cae como anillo al dedo” es para decir que te cae en el momento más adecuado y perfecto, que es lo que necesitabas.

Esto permite que el cerebro capte tu atención y que el tema quede muchísimo más claro. 

¿Has leído algún libro sobre neuroventas? cuéntanos en los comentarios si tienes algún recomendado que nos pueda servir para ampliar la información.

Por ahora, te dejaré una tarea, practica estas 15 acciones y cuando tengas un resultado contáctanos para seguir verificando este gran descubrimiento que ha logrado la ciencia.

Comparte el artículo para que muchos otros vendedores (que somos todos) multipliquen sus ventas. 

Gracias por tu valioso tiempo, nunca dejes de aprender.

Redes sociales