Saltar al contenido

¿Qué son los objetivos Smart? Aprende a hacerlos

Estoy segura que en algún momento de nuestras vidas, a todos nos ha llegado un momento en el que procrastinamos en nuestros proyectos. Empezamos muy motivados, pero luego, los dejamos y muchas veces no sabemos por qué. 

Para evitar todo esto, George T. Doran, creó una excelente manera de organizarnos y alcanzar nuestros objetivos, ¿cómo? por medio de los objetivos SMART. 

Ya te contaré por qué se llaman Smart y cómo hacer un objetivo inteligente. 

¿Qué son los objetivos Smart? 

Como su nombre lo dice, son objetivos inteligentes. Es la manera de establecer objetivos y completarlos sin que se queden a medias. 

¿Te ha pasado que quieres alcanzar algo, empiezas a hacerlo y, de repente lo abandonas? A todos nos ha pasado en algún momento y por eso te voy a contar las razones por las que debes usarlos no solo en tu vida personal sino también en tu negocio. 

¿Para qué sirve un Objetivo SMART?

  • Para tomar decisiones más acertadas 
  • Para realizar estrategias con un mayor potencial
  • Para finalizar las tareas que inicias
  • Para medir lo que te propones
  • Para crear un camino y paso a paso de lo que hay que hacer
  • Para alcanzar cualquier objetivo que propones para tu negocio
  • Para ganar clientes y fidelizarlos
  • Para convertir leads en clientes
  • Para llevar a cabo todas las estrategias
  • Para organizar ideas

En realidad la lista es inmensa, porque los objetivos SMART se acomodan a cualquier tipo de negocio o proyecto. 

Puede sonar un poco aburridor sentarse a planear los objetivos, determinar qué es lo que quieres lograr, por qué lo quieres hacer, qué recursos tiene para hacerlo… pero sin ello puedes estar teniendo pérdidas inmensas. 

¿Qué es el método SMART? 

OBJETIVO

S

Específico

M

Medible

A

Alcanzable

R

Relevante

T

A Tiempo

¿Cómo hacer un objetivo SMART?

 

  • Tiene que ser ESPECÍFICO

Plantea tu objetivo lo más claro y específico posible. Evita cosas que generen confusión o ambigüedad. Plante el por qué, el dónde y el cómo de ese objetivo. 

Por ejemplo: 

Forma Incorrecta: 

“Quiero tener un negocio” 

Forma correcta:

“Quiero tener un negocio online que me genere 1 millón de dólares al año, con un marketplace que ayude a las personas que lo necesitan, fomente la innovación y el emprendimiento y finalmente sea nombrada como una startup de éxito. Por ello, empezaré con tomar un curso online de emprendimiento”.

Estas preguntas pueden ayudarte: 

  • ¿Qué es lo que quieres lograr?
  • ¿Cómo lo quieres lograr?
  • ¿Por qué lo quieres lograr?
  • ¿Cuáles son los beneficios de alcanzar la meta?
  • ¿Dónde lo vas a hacer?
  • ¿Qué necesitas para lograrlo?
  • Tiene que ser MEDIBLE

Debes saber cómo vas a medirlo, para así saber cómo vas y qué debes hacer para que se alcance. 

Por ejemplo:

“Voy a ganarme 1 millón de dólares, produciendo al menos entre 80.000 y 90.00 dólares al mes”. 

Estas preguntas pueden ayudarte:

  • ¿Qué indicadores son los adecuados para llevarlo a cabo? 
  • ¿Qué herramientas necesito para llevarlo a cabo?
  • ¿Cuánto cuesta llevarlo a cabo?
  • ¿Qué métricas me van a ayudar a medir lo que me propongo?
  • Tiene que ser ALCANZABLE

Tienes que saber en qué determinado momento vas a lograrlo. Debes tener en cuenta cosas como tiempo, esfuerzo, gastos, personal, recursos, etc. 

Por otro lado, no te propongas cosas inalcanzables, los objetivos tienen que ser metas posibles de lograr y alcanzar. Por ejemplo, no creo que puedas decir que vas a ganarte 2 millones de dólares en un mes siendo afiliado. 

Piensa en:

  • ¿Qué tan realista es la meta del 1 al 10?
  • ¿Qué implica llegar a donde deseas?
  • ¿Cómo se puede ejecutar el objetivo o meta? 
  • ¿Qué submetas tienes que plantearte para alcanzarlo? 
  • ¿Qué te impide alcanzarlo?
  • ¿Qué restricciones tienes?
  • Tiene que ser RELEVANTE

Piensa en por qué es importante lo que te propones y cuáles son los beneficios de alcanzarlo. Con base en ello, define la forma en la que quieres lograr tu objetivo. 

Es necesario que sepas la importancia de tu objetivo, porque sino te vas a desmotivar en medio del camino. Por eso, asegúrate de que lo que vas a hacer va a generar un impacto positivo. 

Estas preguntas pueden ayudarte:

  • ¿Vale la pena alcanzar este objetivo?
  • ¿Es el momento indicado para hacerlo?
  • ¿Es acorde a lo que puedo hacer?
  • ¿Es aplicable?
  • ¿Eres capaz de lograrlo? 
  • ¿Tienes la capacidades para hacerlo?
  • Tiene que tener un TIEMPO

Puede que los puntos anteriores estén perfectos, pero si no sabes en cuánto tiempo quieres lograrlo, se puede extender y finalmente desertar de la meta. 

Añade un tiempo de finalización y de proceso. Determina en cuánto tiempo lograrás cada paso. 

Tienes que establecer una fecha límite, por ejemplo: el primer día de cada mes tendré 80.000 dólares de ganancia.

Responde estas últimas preguntas:

  • ¿Qué puedes hacer a corto, mediano y largo plazo?
  • ¿Cuánto tiempo te va a tomar alcanzar la meta?
  • ¿Qué puedes hacer en tres meses por tu objetivo?
  • ¿Qué son las cosas que puedes hacer semana a semana?

Cuando hayas hecho el ejercicio y hayas respondido a todas las preguntas, es momento de estructurar la meta paso por paso, y ejecutarla.  

Puede que esta tarea que haya costado unos minutos o quizás una hora, pero te aseguro que una vez hecha, no hay cómo dejar todo tirado, tendrás no solo la motivación sino los recursos suficientes para hacerlo.

Y recuerda lo que dice Tony Robbins, la ejecución es poder. ¿Tu también lo crees? 

Cuéntanos en los comentarios, cuándo vas a empezar y cuándo es la fecha de finalización de tu proyecto. También escríbenos cualquier duda que tengas, ninguna pregunta se hace obvia, quizás otros también tengan la misma pregunta por hacer. 

Comparte este artículo y dile a tus amigos que se pongan las pilas e inicien ahora mismo.

Redes sociales