Saltar al contenido

Tipos de contenido para Youtube.

1) Spots de anuncios

En YouTube, los spots ya no tienen que estar limitados a 10, 20 o 30 segundos. Tu canal es el sitio ideal para publicar la versión extendida de tus anuncios y contar una historia a tu audiencia.

Usamos spots en la fase TOFU porque son muy adecuados para dar a conocer tu marca y llamar la atención de una audiencia que aún no te conoce. La originalidad y la creatividad son tus aliadas para conseguir un contenido que impacte y, con un poco de suerte, quizá se haga viral.

2) Tutoriales

Cuando a un usuario se le plantea una necesidad nueva, es probable que no sepa muy bien por dónde empezar. Los tutoriales en vídeo son un recurso muy útil para ir guiándole poco a poco en este camino y posicionándonos como una marca de confianza.

3) Formaciones, cursos o webinars

Las formaciones son el siguiente paso después de los tutoriales, donde entramos en más profundidad en cómo resolver una necesidad determinada y por tanto captamos a los usuarios que quieren saber más sobre ese tema.

4) Blogs

Hace unos años vivimos la época de esplendor de los blogs, que cambiaron por completo la manera en que las marcas se comunicaban con sus audiencias. Y ahora le toca el turno a los Blogs, que permiten mostrar tu marca de una manera sencilla, cercana y que conecta mucho con la audiencia. Los blogs son un recurso muy bueno para darte a conocer entre los usuarios que están iniciando el proceso de compra.

5) Contenido generado por el usuario

Al final, la mejor manera de entenderse con los usuarios es mostrarles a personas como ellos. El contenido generado por otros usuarios les ayuda a conectar con la marca y a entender cómo podrían incorporar sus productos y servicios a su día a día.

5) Branded content

El branded content consiste en crear contenidos vinculados a una marca que permitan conectar a esa marca con el consumidor. Está centrado en los valores de marca (no en los productos y servicios) y busca crear conversación y notoriedad en torno a ella.

Para crear contenidos de marca inolvidables, debes apelar a las emociones y contar historias. Y para ello, el vídeo es un formato genial, ya que consigue conectar rápidamente con nuestra parte emocional y transmitir muchas cosas en poco tiempo.