Saltar al contenido

¿Por qué es importante una palabra clave? Y como encontrarlas

¿Por qué las palabras clave son tan importantes para tu negocio?

No es casualidad que sean palabras clave. Son estas las que, cuando encajan a la perfección, abren las puertas a tu contenido hacia el mundo de la internet. Lo cierto es que una empresa que quiere sobrevivir a la transformación digital no puede dejar de mirarlas a detalle.

Para tu negocio, significa la diferencia entre ser encontrado, leído, compartido y gustado o simplemente no ser ingresado por desconocimiento o ignorancia completa.

Y es exactamente por eso que las palabras clave son herramientas que ayudan (¡Y mucho¡) al marketing de contenidos. A la hora de elaborar tu plan de inversión, uno de los objetivos principales de tu empresa está en aumentar los leads, los clientes y, consecuentemente, tus ventas.

En la internet, tu contenido enfrentará una competencia mayor que en tu área de actuación, por más concurrida que sea. En los buscadores de internet, las fronteras son menores y los resultados en cada investigación, millones y millones de posibilidades están al alcance de los dedos del público.

Eso significa que no basta con elegir un puñado de palabras clave y salpicarlas en medio de las publicaciones. El pensamiento necesita ser más estratégico y cuidadoso al respecto de ellas para que tu negocio se destaque. Por lo tanto, comienza preguntándote el porqué de la necesidad de uso de las palabras clave.

La respuesta debe venir rápida y obvia en tu mente: “porque necesito ayudar a mi público a encontrarme en la internet”.

Solo que la respuesta no puede parar ahí.

Tienes un embudo de conversión con etapas definidas, que significa que existen diferentes tipos de públicos con diferentes tipos de preguntas.

Quien comenzó el proceso de compra, aún quiere saber sobre los ítems básicos referentes al universo en quien se inserta a tu producto o servicio.

Quien está en medio del embudo, probablemente está haciendo una investigación entre varias marcas para decidir cuáles son los beneficios de la una sobre la otra.

Y quien está en el fondo, estás ya casi decidiendo la compra y necesita la seguridad de que está tomando la decisión correcta al elegir a tu empresa para cerrar el trato.

Y cada uno de esos grupos tiene un grupo más específico de palabras clave que eligen para digitar en los mecanismos de búsqueda. Por lo tanto, tu empresa necesita reconocerlos para hacer el mejor uso de ellos a la hora de producir cada material.

¿Sabes por qué?

Por estos serán el primer contacto entre marca y público y probablemente decidirán si aquel visitante cerrará la ventana y seguirá adelante en los resultados de búsqueda o si continuará en tu sitio.

Cada palabra clave debe ser considerada como una pregunta que necesita ser esclarecida objetivamente, sin medias palabras.

Y el papel del contenido de tu empresa es enfocarse en ofrecerlos, para que se encanten con tu capacidad de responder las preguntas y, a partir de ellas, pasen a construir una relación confianza junto a tu empresa.

Es decir: destranca las cerraduras a partir de las palabras clave, informa y transforma visitantes en posibles clientes.

¡Y esa conversión de visitantes a clientes es precisamente el principal objetivo del Marketing!

¿Qué significan las palabras clave negativas?

Las palabras clave negativas son aquellas que informan a Google en una campaña de AdWords o grupo de anuncios cuáles son los términos de búsqueda con los que no quieres atraer a tu empresa.

Por ejemplo: vender artículos deportivos producidos solo en Brasil.

Entonces, puedes incluir entre tus palabras clave negativas, el término “importado”, para que tus anuncios no sean exhibidos a partir de búsquedas que contengan esa palabra.

Te preguntarás cuál es la razón de esto. Ciertamente, te ayuda a invertir con más calidad, es decir, aumentas la oportunidad de retorno.

¿Cómo? A partir del momento en que sabes que tu público objetivo no encontrará lo que quiere al ingresar a tu anuncio, dejas de pagar por los clics en tu anuncio que difícilmente resultarán en la generación de un lead, o incluso en el cierre de una venta.

Eso significa, en la práctica, traer más clientes realmente interesados en tu producto o servicio, en lugar de visitantes curiosos que harán clic (vale recordar que el clic en el anuncio genera un cobro por parte de Google), pasar algunos segundos escaneando el contenido de la página, no encontrar lo que busca y regresar a la página de resultados.

¿Cómo encontrar palabras clave?

Seamos un poco maliciosos: Google no se importará realmente si tienes algunos clics pagos innecesarios en tu página. Al final, una buena porción de renta de ellos, viene a partir de eso.

Entonces, es necesario pensar en cómo usarás las herramientas que el mismo Google ofrece a tu favor.

Si ya buscaste, sabrás que AdWords tiene un verdadero arsenal a su favor para obtener el máximo valor de cada clic. Existen herramientas específicas, Keyword Planner (hablaremos sobre él más adelante), que puede ser de gran valor a la hora en encontrar las palabras clave negativas.

Para explicar su funcionamiento, intentaré ejemplificar de forma simple y directa.

Si tienes una empresa que vende sombrillas, pondrá esa palabra en la pestaña de Keyword Ideas (ideas para palabras clave) y hacer clic en la búsqueda.

En la lista de resultados verás varios términos de búsqueda relacionados a la palabra con algunas informaciones básicas. En esa lista, marcarás todas las ideas que no hablar al respecto de tu universo.

Por ejemplo, podría ser “diseños de sombrillas”, “sombrillas, nueva ortografía” y “sombrillas personalizadas”.

A partir del momento en que reconocer los elementos de búsqueda que claramente no hablan al respecto de tu rama de actuación, ¡listo! La respuesta ya fue dada.

Podrás crear tu lista de palabras clave negativas incluyendo exactamente esos términos seleccionados: en el ejemplo: “diseño”, “ortografía” y “personalizadas”.

Otra manera de hacer una óptima selección de palabras clave negativas (¡y también de encontrar otras positivas para tu repertorio!) es poniéndote en el lugar del usuario y usar tu lista de palabras clave.

Regresando al ejemplo de la sombrilla como producto tuyo.

Busca ese término y otros afines, que serían usados en la producción de contenido de tu página, como “sombrillas importadas” o “paraguas”.

Probablemente verás, en las primeras páginas, links para cosas que no tienen nada que ver con ese negocio, pudiendo hasta ser el nombre de un libro, la letra de una canción, etc.

De esta forma, conseguirás quedar cada vez más a fin del universo de palabras que deben estar en tu contenido, ayudando a tus clientes a llegar a ti con una facilidad mayor y sin perder tiempo entrando en links que poco o nada tienen que ver con lo que desean y necesitan.

¿Cómo definir las palabras clave para tus contenidos?

Una vez que tengas una lista de palabras clave “semilla”, de las que hablamos en el punto anterior, llegó la hora de incluir más datos en tu análisis.

Para definir las palabras clave que traerán el máximo de resultados para tu empresa, debes considerar algunos otros factores. Mira a continuación algunos de ellos:

Elaboración de la Buyer Persona

Uno de los factores más importantes para elegir las palabras clave para un blog, es la adecuación a las necesidades de la persona.

Tengo certeza de que cuando vas a producir un contenido para el blog que creaste, tienes en mente que el material debe responder a las dudas y preguntas de quien está leyendo el contenido, ¿verdad?

Para que tu contenido sea considerado útil y valioso para quien está buscando aquella palabra clave en específico, debes siempre pensar en tu persona.

¿Cómo buscaría tu público en la internet cuando quiere encontrar tu texto como respuesta? Esta es una buena forma de encontrar palabras clave eficientes.

Definición del objetivo de la estrategia

Esta es una información muy importante para el momento de descubrir la definición de las mejores palabras clave de tu negocio.

El objetivo que sea definido para tu estrategia, debe tenerse como una guía para todas las actitudes que sean tomadas para alcanzarlo.

Es decir, si tu empresa tiene el objetivo de aumentar el número de ventas de tus productos, por ejemplo, es posible direccionar la búsqueda de palabras clave para los términos que impulsan las compras.

Se debe invertir, entonces, en términos que contengan “comprar”, “review”, “las ventajas” del producto y otras parecidas. Así, es posible conducir el público a la compra a través de los textos producidos para el blog.

Investigación de la competencia

Esta es otra manera muy interesante de hacer la definición de las palabras clave que deben ser utilizadas para tu negocio.

Si posees grandes competidores que también invierten en una estrategia de marketing de contenidos, con certeza será interesante analizar cómo están tratando las cuestiones relacionadas a los productos y servicios frente al público.

Otro consejo interesante es hacer la búsqueda de grandes jugadores del mercado, incluso si no son competencia directa.

Probablemente, esas empresas tendrán abordajes interesantes sobre cómo lidiar con la producción de contenidos, sea con un lenguaje innovador o produciendo piezas completas, que solucionan todas las dudas del público.

La investigación de la competencia puede ser eficiente tanto para descubrir lo que no está siendo hecho para atacarlo como una oportunidad, como también una forma de identificar las fortalezas de la competencia, reuniendo esfuerzos para superar esos puntos.

En caso de que poseas una herramienta como SEMrush que permite ese análisis de forma mucho más clara y simple, una óptima forma de identificar lo que tu competencia está haciendo, es monitoreando los resultados orgánicos en el buscador, así como estar atento a sus redes sociales y newsletter.

Ya que sabes porque es importante una palabra clave y como encontrarlas. Puedes empezar a crear excelentes resultados.

Pon esto en práctica y sé el mejor.

¿Tienes alguna pregunta o comentario?